DVD IV INTI RAYMI EN LA HUACA FORTALEZA DE CAMPOY

DVD IV INTI RAYMI EN LA HUACA FORTALEZA DE CAMPOY
Una vez más, gracias a nuestros hermanos de Producciones EDUMART, de Martín Vásquez Escobar y Clarisa Codarlupo Gómez, hacemos entrega de este DVD que compila información de las actividades que hacemos en bien del conocimiento y valoración de nuestro Patrimonio Cultural y Natural los cuartos domingos de junio. Esperamos que esta celebración y representación sea una fiesta tradicional y turística que le cambie de rostro a nuestro distrito ¡AVANZA CARRIÓN!

MATRIMONIO EN LA HUACA FORTALEZA DE CAMPOY

MATRIMONIO EN LA HUACA FORTALEZA DE CAMPOY
Mi madre Rosario Escobar y Ramón Benitez se casaron en la Huaca Fortaleza de Campoy el sábado 11 de febrero del 2012.

INTI RAYMI EN CAMPOY 2011

INTI RAYMI EN CAMPOY 2011
Este domingo 26 de junio, de 10:00 a.m. a 2:00 p.m. celebramos y representamos el IV INTI RAYMI EN LA HUACA FORTALEZA DE CAMPOY, nos visitaron para compartir un reencuentro con nuestra sabiduría milenaria. Observamos el encuentro del Inca Túpac Yupanqui con el Hatun Curaca de Ruricancho, en medio de cánticos, ofrendas y danzas de las diferentes regiones del Tahuantinsuyu. El ingreso fue totalmente libre. Gracias a todos los visitantes, los esperamos el próximo año en un nuevo INTI RAYMI.

AFICHE DE LAS CAMINATAS HISTÓRICO - ECOLÓGICAS

AFICHE DE LAS CAMINATAS HISTÓRICO - ECOLÓGICAS
LAS CAMINATAS LAS HACEMOS CON EL GRUPO DE DEFENSORES DEL PATRIMONIO CULTURAL Y NATURAL Y GUÍAS ESCOLARES DE TURISMO "KUSI SONQO" - CORAZÓN ALEGRE, PARTIMOS DE LA HUACA FORTALEZA DE CAMPOY, SEGUIMOS POR EL CAMINO PRE INCA DE CERRO EL CHIVO EN CAMPOY Y LLEGAMOS A LA HUACA TEMPLO NUEVO DE MANGOMARCA, PARA DESPUÉS RETOMAR EL ANTIGUO CAMINO Y LLEGAR A LAS LOMAS DE MANGOMARCA. ES UNA EXPERIENCIA INOLVIDABLE. ESTÁN TODOS INVITADOS A CONOCER EL PATRIMONIO CULTURAL Y NATURAL DE SAN JUAN DE LURIGANCHO.

VISITA DE SUSANA VILLARÁN

VISITA DE SUSANA VILLARÁN
ESTE BLOG ES INDEPENDIENTE Y MARCA SUS DISTANCIAS CON CUALQUIER PARTIDO O AGRUPACIÓN POLÍTICA. PARA NO DESVIARNOS DE NUESTRO CAMINO DE CONOCIMIENTO Y VALORACIÓN DE NUESTRO PATRIMONIO CULTURAL. PERO SÍ ES NECESARIO SER AGRADECIDOS CON QUIENES NOS TENDIERON UNA MANO DÁNDONOS ALIENTO EN ESTA GRAN CAUSA EDUCATIVA EN LA QUE NOS ENCONTRAMOS, YA QUE NO ES FÁCIL LO QUE VENIMOS HACIENDO Y PARA NOSOTROS ES GRATIFICANTE HABER RECIBIDO LA VISITA DE NUESTRA ALCALDESA DE LIMA, INTERESADA EN TRABAJAR POR LA DEFENSA DE NUESTRO PATRIMONIO CULTURAL, COSA QUE HASTA EL MOMENTO NO HAN HECHO LAS AUTORIDADES LOCALES, REGIONALES Y NACIONALES INVOLUCRADAS EN LA EDUCACIÓN, CULTURA Y EL DESARROLLO HUMANO. POR ESTE MOTIVO NOS SOLIDARIZAMOS CON NUESTRA ALCALDESA Y RECHAZAMOS LOS INTENTOS DE PONER TRABAS EN SU GESTIÓN, ECHÁNDOLE BARRO Y PIEDRAS EN SU CAMINO. ¡FUERZA SUSANA!

PROYECTO LOMAS

PROYECTO LOMAS
Saludamos y felicitamos el compromiso que han asumido quienes vienen trabajando por asentar las raíces de nuestra identidad cultural en nuestros niños y adolescentes luriganchinos, mediante este proyecto que nace de la necesidad de conocer y proteger nuestro patrimonio cultural y natural. ¡TODOS A COLABORAR!

domingo, 13 de marzo de 2011

La danza el “kawiri”: patrimonio cultural de la humanidad.


ESCRIBE: Ernesto Ramos Mendoza.

El carnaval es una de las fiestas más importantes de la región andina. El baile característico y vital de esta fiesta del pueblo acoreño, lo constituye, la danza el “kawiri”. Esta danza, conforme a los antecedentes que hemos recogido, no podía ser excluida del Patrimonio Cultural de la Humanidad; teniendo en cuenta que el baile es en homenaje a los cultivos papales en pleno flor. Para el mundo, hasta el descubrimiento de América no había un sitio, país o estado dónde se desarrollaba la papa.

En los primeros meses del año en curso (2011), varias danzas fueron registradas en la nómina del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Unesco. En el caso del Perú se consignó, la danza de las tijeras y la huaconada. Ambos del distrito de Mito, jurisdicción de la provincia de Concepción del departamento de Junín.

De acuerdo a las investigaciones históricas la papa se originó en el actual espacio turístico de Pucará, conocido a nivel mundial por sus famosos Toritos. Por ello, Samuel Frisancho Pineda nos dice: “Puno tiene la gloria de haber sido la cuna de la domesticación de la papa…”. Del mismo modo, el Dr. David Spooner de la Universidad de Wisconsin – USA, afirma que: “se ha demostrado que los ancestros silvestres que intervinieron en la domesticación de la papa son aquellos que se encuentran en el norte del Lago Titicaca (territorio peruano)”.

En este entender, la papa es puneña, se originó en “Qala Uyu” (Pucará-Lampa). En el país el cultivo de este tubérculo se realizó desde la época pre-inca del siglo VIII Ac. En 1550. Los españoles se familiarizaron con esta planta y lo transportaron a Europa en 1554; constituyéndose allí en un producto muy cotizado, hasta que llegó a aplacar todo la hambruna de 1858. Por ello, se afirmó: “Soy de un pueblo que se alimentaba de castaña hasta que se descubrió América. Hoy la base fundamental de nuestra alimentación como pueblo campesino es la papa, que no conocíamos hace 500 años; sin embargo, actualmente sin la papa no podemos vivir” (Enrique Aller, 243. Reunión Anual de etnología 1992. T. II).

En la coyuntura actual la siembra y producción de esta flora, se ha extendido a todos los confines del planeta, que según los analistas llegaría a cinco mil variedades y en el Perú se aproximaría a 4000 diversidades.

Entendida que patrimonio cultural, es todo aquello que constituye la herencia común de una colectividad. La danza el “kawiri” que se baila en la fiesta del carnaval en el distrito de Acora, es una herencia ancestral de carácter colectiva.

En cuanto a sus antecedentes históricos no se sabe a ciencia cierta, cuántos años de subsistencia tiene ésta danza. Sin embargo, de acuerdo al material empleado para la confección del “Mari” que es el disfraz del “qawiri” o “kawiri”, como son perlas, espejos, pedrerías y otros enseres, dataría desde 1os primeros décadas del descubrimiento de América o bien desde 1532, año de la invasión española al Imperio Inca.

En cuanto a los pasos, movimientos y otros levantamientos kinestésicos de la danza, Jesús Raymundo Taipe, afirma que las danzas: “testimonian que la cultura tradicional se escribe con pasos y movimientos ancestrales que hoy acompañan la vida colectiva. Son manifestaciones vigorosas que agregan con naturalidad la dimensión mágica a lo cotidiano. Son como libros que se escriben desde hace mucho tiempo y que testimonian la memoria y las visión, los conocimientos y la creación, la vida y la eternidad”.

Sin lugar a dudas, las fiestas andinas incluida los carnavales constituyen todo un sistema ritual basado en tres estaciones bien marcadas: El “Jallupacha”, el “Juyphipacha” y el “Autipacha” o “Luphaqpacha”. El primero es la época de lluvias. Se caracteriza por una serie de actividades rituales relacionadas con la fertilidad de la tierra. Al respecto Roberto Fernández Erquicia afirma: “Como rituales colectivos, las fiestas son la parte práctica de la religión para relacionarse con el campo sagrado utilizando para ello la reciprocidad”. “si no bailo la “Pachamama” me castiga, no sólo a mi, sino también a mi familia y a toda la comunidad”. “Este año mis papas están bonitos, debo de bailar”. Precisamente, el “kawiri” como danza agrícola y costumbrista del aporque, conexiona tal como se ha indicado hombre-tierra, hombre-pachamama, hombre- producción agropecuaria.

Socialmente, los ejecutantes de esta danza tienen que ser casados, esposos o bien convivientes. No es como el baile de las tijeras y la huaconada del Mito, o los tucumanos de Argentina, donde se divierten puramente varones. O también la pandilla, donde el hombre puede retozar con la esposa de otro, o la mujer con el esposo de otra. Esta costumbre es propia del mundo occidental. Allí, se maneja el individualismo, la unidad es uno; en tanto, que en el mundo andino prima la paridad. No existe el hombre ni la mujer sola. Todo es par. Todo es “chacha-warmi”, todo es “único”. Además, dentro del “kawiri” se habla de un “tinku” (encuentro) que en otras danzas de talla mundial no existen.

Según la ideología de los actores (kawiri), la finalidad de esta danza es alegrar y agradecer a la “pachamama” por haber favorecido una buena producción y una buena recolección de frutos. Pero no solamente se ofrenda a la Madre Tierra a través de estas actitudes, sino que también se realiza a través de la “chaqallada” (música), porque si no hay música, no hay danza, e inversamente, si no hay danza no hay música. Entonces, la danza y la música no pueden ser vistos como expresiones exclusivamente artísticas, sean éstas coreográficas, organológicas o exclusivamente musicales, sino como parte de una totalidad social concreta. De esta manera, podemos encontrar que existen varias lecturas del ritual colectivo, donde intervienen de manera interrelacionada y recíproca danza, música, vestimenta, alcohol, rituales, dioses ancestrales, y santos católicos andinizados.

Asimismo los participantes de la danza el “kawiri” tienen sus propias concepciones políticas, jurídicas, filosóficas, religiosas, etc., sujetas a las condiciones históricas y sociales: agricultura, procreación de animales. Mitos, religiosidad “cristiana” y andina, reproducción del dinero, prestigio, etc.

Para los acoreños, la fiesta del carnaval a través de la danza el “kawiri” se convierte en un escenario donde la alegría, el júbilo, la satisfacción, el placer y el buen humor se desborda. Su plaza y las calles adyacentes en otros momentos tranquilos y hasta cierto punto monótonos se convierten en una vía de mujeres con hermosas polleras y “phullus” multicolores vivos. Cada barrio tradicional como Miraflores, San Juan, San Pedro, Victoria y de las comunidades aledañas: “Chamchilla” y “Wilaq’aya” disfrutan con todo fervor y vigor los tres días que dura la fiesta. A este respecto, en algún momento Nolte Maldonado afirmó: “Me interesó la gente común, sus juegos, su expresividad, tan espontánea. Todos se dejaban llevar por la alegría del carnaval”.

Mientras los sikuris, la morenada, los llameros, la pandilla puneña, los famosos cortamontes e inclusive la danza de las tijeras se amoldan fácilmente a otros lugares del país por acción de los migrantes. En tanto, que la danza el “kawiri” no se adapta con cierta predisposición a las condiciones de vida de otros lares del territorio nacional. Por estos considerandos y otros que resulten como producto de una investigación exhaustivo es dable que la danza el “kawiri” sea estimado como Patrimonio Cultural de la Humanidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada